Canción en la muerte de Juan Vicente Lecuna

Rafael Alberti escribió en 1954 una poesía titulada Canción en la Muerte de Juan Vicente Lecuna, la cual dedicó a Calina, viuda de este compositor.

Canción en la Muerte
de Juan Vicente Lecuna

(a Calina)

Amigo todo armonía,
todo fino aire, todo
pura gracia y alegría.

Quiero llorarte cantando,
amigo todo armonía.

¿Quién pudo pensar que el aire
de pronto se pararía?
¿Quién que el pájaro en la rama
quebrara su melodía?

Yo sé que no muere el canto,
que no fallece la brisa,
que el mar no calla, que el cielo
no corre a la luz cortinas.

Pero aunque de pronto el canto,
de pronto el mar y la brisa,
y el cielo de pronto apaguen,
llorando, su melodía,
quiero llorarte cantando,
amigo todo armonía,
todo fino aire, todo
pura gracia y alegría.

Rafael Alberti
Buenos Aires, 1954.